Los nuevos cursos online disponibles en tiempos de pandemia

Hoy, estudiar online es parte de la nueva normalidad para miles de trabajadores. Este escenario presenta importantes oportunidades para quienes deseen ampliar sus conocimientos y experiencia en nuevas áreas de formación. Aquí te contamos los cursos más apetecidos en la era postpandemia. 

Se estima que, a raíz de la crisis sanitaria, para el 2025 un total de 85 millones de empleos podrían quedar obsoletos, según datos del Foro Económico Mundial. Donde, también, el informe de la entidad concluye que la nueva revolución digital abrirá 100 millones de empleos nuevos, debido a la irrupción tecnológica.  Por ello, muchas empresas han tenido que reinventar sus procesos de capacitación, donde también la pandemia ha derribado la frontera que de antaño dividía el aprendizaje del mundo laboral, puesto que hoy es posible trabajar como estudiar desde cualquier lugar del mundo. 

Es por esto que la pandemia ha servido como un importante catalizador para la formación online, donde inclusive universidades, ya plantean que este formato se mantendrá, inclusive, en la era postpandemia. De acuerdo a los especialistas, hoy las carreras relacionadas al conocimiento de la inteligencia artificial, E-commerce, marketing digital, programación, en general, a todas las relacionadas al ecosistema tecnológico tendrán un importante auge. 

Así lo confirmó el CEO de RedCapacitación, Claudio Sepúlveda, quien enfatizó que en esta etapa “los candidatos deben comenzar a ampliar hoy sus conocimientos y obtención de certificaciones para ingresar a sectores que presentarán gran demanda de estos profesionales, tales como Comercio, Energía, Servicios, entre otras”. 

Al mismo tiempo, el director de Estudia Elearning, David Rubilar, explicó al portal RedCapacitación que “en el caso de Chile, todo apunta a que quienes tengan mayor conocimiento y manejo de las tecnologías, preparación en habilidades blandas, Venta Online, Comunicación Efectiva, entre otras habilidades, tendrán mayor espacio en este nuevo Mercado laboral, que no necesariamente privilegiará el contacto físico”.

De acuerdo a los especialistas, la pandemia abrirá un nuevo nicho a sectores claves para la economía nacional, donde la modalidad híbrida estará presente. Es así que rubros como las energías renovables, en particular el hidrogeno verde, el comercio online donde actores como el retail, supermercados y consumo masivo, en general, ya están migrando sus procesos hacia el e-commerce. 

Frente a esto, para ser parte de este nuevo proceso de actualización profesional, el portal Cursando.cl, recomienda 4 sitios web para que cualquier persona pueda liderar un proceso de formación online. 

  • Coursera: Este portal cuenta con más de 190 universidades asociadas de alrededor de 50 países (entre ellas, la U. de Chile y U. Católica), las que ofrecen variados cursos y procesos de capacitación online. Una de sus principales ventajas es que estos cursos, en su mayoría, son de carácter gratuito. 
  • Coursera Plus: Es parte del mismo sitio, sólo que esta modalidad ofrece planes especiales para quienes desean obtener muchos certificados de cursos, el cual consta de pagar un monto anual para obtener certificaciones ilimitadas para enriquecer tu Currículum y perfil de LinkedIn. De esta forma, no tienes que pagar por cada Certificado de curso que realices. 
  • Domestika: Una de las mejores plataformas para aprender conocimientos específicos. Esta página está focalizada principalmente en cursos de creatividad, tales como ilustración, fotografía, diseño, manualidades, marketing, programación, entre otros. Son cursos pagados, pero muy económicos, y lo más importante de todo es que son cursos de calidad. 
  • EdX: Funciona muy similar a Coursera, donde si se desea obtener la certificación se debe pagar por ella. Esta plataforma tiene cursos online gratuitos de universidades tan prestigiosas como Harvard. La única desventaja es que algunos de sus cursos caducan y no se puede acceder a ellos nuevamente. 

¿Arriendo de oficinas por minutos? ¡Hoy es posible!

El teletrabajo no sólo incorporó nuevas estrategias para el mundo del trabajo, sino que también permitió adaptar nuevos modelos de negocio en el ámbito de las oficinas. Bajo este contexto, nace Uroff, app que disponibiliza espacios de trabajo y cowork en una modalidad accesible y a bajo costo para los emprendedores y empresas. 

¿Te imaginas arrendar una oficina por sólo minutos? Así es la apuesta de UROFF, una novedosa Startup nacional que permite arrendar espacios compartidos por períodos de tiempo acotados. La compañía – que ya se encuentra operativa en el país – surge con el objetivo de contribuir a la reactivación de la industria de oficinas y el teletrabajo, junto con aumentar la disponibilidad de las oficinas satélites para las empresas. 

Esta innovadora app ya cuenta con importantes alianzas estratégicas con oficinas y cowork de la capital, entre ellos destaca Launch Coworking, lugar que dispondrá de una serie de espacios para apoyar a emprendedores y compañías a establecer espacios de trabajo colaborativos en pleno proceso de pandemia. 

Tal ha sido la acogida de esta app, que a la fecha, UROFF se encuentra un 100% capitalizado en su primera etapa con cerca $120 MM, donde ya dispone de más de 50.000 M2 de espacios flexibles disponibles para que sean arrendados por los usuarios. 

En entrevista con el portal Quinta Emprende, el CEO de UROFF, Carlos Waech, indicó que esta solución no sólo pondrá a disposición oficinas, tanto físicas como virtuales, sino que también busca asesorar a estas compañías. “Cada uno de los partners aporta un ingrediente importante que contribuye a la creación de lugares cómodos, perfectamente habilitados y al alcance de todas las personas y empresas. Una solución que pondrá a disposición espacios de colaboración, asesorías, disponibilidad de oficinas tanto físicas como virtuales y áreas totalmente innovadoras que tienen como finalidad otorgarle al usuario una experiencia diferente, y con todas las políticas de bioseguridad en medio de la pandemia”. 

¿Cómo funciona esta plataforma? 

UROFF es una app que conecta a empresas, colaboradores, a través de un sistema de “match” entre clientes y administradores o dueños de este tipo de propiedades, a fin de que las personas puedan teletrabajar con mayor eficiencia y menos estrés, mientras los oferentes podrán volver rentabilizar sus espacios deshabitados, pudiendo nuevamente percibir rentas. 

Sumado a esto, el modelo de negocio también permite conectar a personas que posean oficinas y que tengan espacios ‘muertos’ puedan percibir nuevos ingresos.

Para el fundador y CMO de UROFF, Francisco Iriarte, en nota con T13.cl, indicó que la aplicación funciona con un sistema de georreferenciación. “Este visualiza las oficinas disponibles, donde revela la información del lugar, fotos de los espacios, sus servicios y sus costos, los cuales serán cobrados por minuto, sin amarres ni contratos, para que la experiencia para el cliente sea completamente flexible y justa en todo sentido”, afirmó el ejecutivo. 

Dentro de los próximos planes de negocio de UROFF, la firma planea iniciar una segunda ronda de capitales para financiar un ambicioso proceso de internacionalización con el desafío de conquistar los mercados de Perú, Colombia. México y Estados Unidos.

“E-leader”, el nuevo liderazgo digital que impuso la pandemia

Las nuevas dinámicas laborales han dado espacio a un nuevo perfil profesional. Se trata del “E-leadership”, una figura inspiradora que integra lo mejor del conocimiento tecnológico y el liderazgo institucional.

No cabe duda de que la pandemia cambió los paradigmas del mundo del trabajo, donde no sólo se vieron afectados las modalidades, sino que también la interacción con los colaboradores. Es así como las jefaturas pasaron de modelos de trato directo y presencial a una relación más indirecta y lejana, donde la tecnología ocupo un rol relevante como intermediario de comunicación. 

En este escenario es que nace un nuevo fenómeno dentro de las empresas que es el e-Leadership, el cual a diferencia del liderazgo tradicional, la tecnología, asume un rol más preponderante.  Si bien, en el último tiempo se ha hablado mucho de la importancia del líder versus el jefe con la irrupción de la crisis sanitaria emerge una nueva figura dentro de las empresas que es el e-leader.  

De acuerdo con los especialistas, éste incorpora la imagen de un profesional que incorpora conocimientos TIC a la figura inspiradora de un líder, siendo una persona que logra integra ambos conceptos para transformar radicalmente a una compañía. 

Un aspecto relevante en el contexto actual, puesto que las jefaturas han tenido que reaprender y aprehender nuevos modelos y competencias, obedeciendo a una nueva forma de liderazgo que posiblemente permanezca en nuestro escenario laboral por mucho tiempo.  

En este sentido, el portal español Silicon explica que si antes la labor del líder era inspirar al equipo de TI para que hiciera bien su trabajo, la labor del e-leader es la de decidir qué herramientas integrar y a partir de ahí inspirar a toda la plantilla para actuar en la buena dirección.

Una nueva mirada frente a modelos de trabajos cada vez más cambiantes. Donde la tecnología y el teletrabajo seguirán siendo protagonistas en la era postpandemia. Así lo corroboró un informe de Teletrabajo de la consultora DataLab, el cual reveló que el 58% de los trabajadores adoptarían el homeoffice como formato de trabajo a tiempo completo, mientras que un 29% lo haría en modalidad híbrida. Situación que demuestra que esta perspectiva estará presente por un buen tiempo. 

Tal ha sido el impacto de este nuevo liderazgo que la Comisión Europea considera que la incorporación de esta figura en las organizaciones puede ser determinante para la recuperación económica y para la competitividad en la economía global digital.  De acuerdo con este planteamiento, es que puso en marcha un inédito programa E-leadership Project, el cual busca impulsar la formación de especialistas que sean capaces de copar las expectativas del mercado. En este sentido, Bruselas prevé que se crearán 864.000 puestos de trabajo relacionados con las TIC hasta 2015. Pero para lograrlo, se requieren impulsar ofertas educativas adecuadas, donde la colaboración público – privada será fundamental. 

Para los especialistas, este nuevo rol vendrá a cubrir flancos que ha abierto la virtualidad, tales como fortalecer la confianza entre los equipos, superar la falta de contacto y el aislamiento cara a cara, sortear las barreras de la comunicación no presencial, entregar certezas frente a la incertidumbre de la virtualidad, entre otros aspectos claves que afrontarán la nueva economía digital.

La nueva era del Cowork: ¿Por qué las multinacionales están adoptando este modelo?

A más de un año de la crisis sanitaria, el teletrabajo y los formatos mixtos se han convertido en la nueva realidad de los chilenos. Compañías como LATAM, Enjoy, Codelco o VTR se han sumado a la tendencia y a sus formatos dinámicas mixtas y el teletrabajo de manera permanente. 

Al igual que la mayoría de las empresas del país, la compañía de hoteles y casinos Enjoy tuvo que realizar cambios estructurales para garantizar sus operaciones y la salud de sus colaboradores. Es así que la compañía, en medio del proceso de reorganización judicial que vive, sorprendió al mercado con la incorporación de un modelo híbrido, entre teletrabajo permanente y formato presencial, además de la transformación de su edificio corporativo en un área 100% adaptada como espacio de cowork, según consignó la empresa a Diario Financiero. 

Es así como de un total de 120 colaboradores que asistían diariamente a esas dependencias podrán desde ahora elegir distintas modalidades de trabajo en un esquema flexible que incluye la libertad de seguir realizado trabajo presencial con un máximo de tres veces por semana. Donde la compañía también eliminó los estacionamientos asignados y aumentó los espacios para bicicletas. 

Así como el caso de Enjoy, otras compañías nacionales, han elegido la colaboración de espacios como nuevo formato laboral. Para los especialistas, esta tendencia ha permitido abrir nuevas opciones para las empresas, debido a la flexibilidad que el sistema permite para los colaboradores. Un nuevo proceso de transición en que los cowork han desempeñado un rol estratégico para las compañías, esto dado que estas organizaciones que cuentan con una importante experiencia en economía colaborativa e implementación de estos espacios también han disponibilizado – dentro de sus servicios – la asesoría técnica para que estas compañías gestionan un proceso de transición laboral eficiente y efectivo. 

Pero esta tendencia no sólo se da en Chile, sino que responde a una tendencia cada vez más globalizada. Puesto que tras un año de incertidumbre, las empresas apuestan por un espacio tranquilo y seguro para el retorno. Así lo aseguró el director de Quilmes, Rodrigo Attanasio, al portal El Cronista, donde profundizó que “volver a abrir fue un proceso que tuvimos que llevar adelante muy despacio y con mucho cuidado. Comenzamos reconfigurando las oficinas privadas, donde pusimos el foco durante la cuarentena. Además, fuimos sumando más espacios compartidos que cumplieran con los protocolos y habilitando reuniones con muy pocas personas”. Empresa que en el 2020 implementó este nuevo sistema de manera permanente. 

En este sentido, no sólo los espacios de coworking se tuvieron que reinventar para reencantar al mercado, sino que también se sumaron a esta tendencia el rubro hotelero, uno de los más golpeados por la crisis sanitaria. Así es el caso de la cadena argentina Recoleta Grand Hotel, la cual incorporó espacios de oficina. “Notamos la necesidad en nuestros clientes de espacios más pequeños para reuniones. La pandemia aceleró el proyecto, y al estar el hotel cerrado, permitió la construcción de espacios que fueron oportunamente pensados como espacios de oficina para ofrecer a huéspedes y/o alquiler para empresas y emprendedores”, indicó al portal El Cronista Ian Valerio, gerente general de Recoleta Grand Hotel.

Entre los beneficios que sustentan esta nueva decisión del ecosistema empresarial es que estos espacios permiten cumplir con los estándares de flexibilidad de los nuevos tiempos volátiles – lo que significaría que un trabajador puede elegir entre la presencialidad y el teletrabajo – junto con instalar oficinas satélites, lo que permitiría que los colaboradores puedan trabajar en lugares más cercanos a sus casas y disponer mejor de sus tiempos y conciliar mejor la vida laboral y familiar. 

TELETRABAJO Y PRODUCTIVIDAD: ¿CÓMO GESTIONAR AMBOS CONCEPTOS EN PANDEMIA?

Esta ha sido una de las principales inquietudes de las organizaciones y empresas durante la crisis sanitaria. Ya va más de un año desde la llegada del Covid-19 al país, y desde entonces, el teletrabajo se ha convertido en la principal modalidad adoptada por las empresas para enfrentar esta pandemia.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE), durante el mes de enero de 2021, el 17,5% de los trabajadores y trabajadoras realizó labores a distancia o bajo la modalidad de teletrabajo durante el primer mes del año. Si bien esta ha sido una medida tomada por las compañías con el fin de resguardar la salud de sus empleados, y permitir una productividad continua pese a las cuarentenas y restricciones sanitarias, el trabajar desde casa no ha estado exento de desafíos, tanto para colaboradores como empresas. 

Por ello, es que organizaciones ya están impulsando nuevas estrategias, de la mano de sistemas mixtos, para fortalecer la productividad y el bienestar laboral. Al respecto, una encuesta realizada por PwC sobre el Impacto del Teletrabajo en las Empresas indicó que el 47% de los trabajadores siente que su productividad mejoró, pero sólo el 28% de los ejecutivos estuvo de acuerdo. 

En este sentido, la gestión del tiempo durante el teletrabajo se ha convertido en un verdadero desafío para el área de recursos humanos. Los especialistas indican que la tendencia post pandemia irá enfocada hacia el Smart Working, es decir la combinación de trabajo presencial, teletrabajo doméstico y teletrabajo deslocalizado, también conocido como modelo mixto e híbrido. En tanto, la situación pandemia no permita la completa penetración de este sistema, las compañías están focalizando sus esfuerzos en optimizar la productividad y la gestión del tiempo. 

Para el especialista de gestión de tiempo y presidente de ARHOE, José Luis Casero, la distribución de tiempo debe ser considerada una estrategia personalizada según las condiciones de cada empleado. Para Casero no existen fórmulas generales que sirvan de la misma manera a una persona soltera y sin personas a su cargo, que a una familia monoparental o a una familia numerosa. Pese a esto, sí es posible aplicar el modelo de las 4 ‘D’ para distribuir la jornada, el cual consiste en cuatro pilares: 

  • Dedicación: realización de actividades concretas de trabajo y en estos momentos también de apoyo a las tareas escolares en el caso de los progenitores. 
  • Disponibilidad: posibilidad de contactar, por ejemplo, para videoconferencias, llamadas, etc.
  • Desenganche: desconexión total del trabajo
  • Descanso: Fundamentalmente el tiempo dedicado a dormir

Estas cuatro reglas permitirán mantener ciertos márgenes de flexibilidad, pero con un horario similar al que hacemos en nuestro lugar de trabajo.  Finalmente, los especialistas entregan recomendaciones para mantener un buen clima laboral a distancia e impulsar la productividad adecuada: 

  • Fijar un horario base y respetar los horarios de inicio y finalización de la jornada.
  • No sobrecargar al trabajador. 
  • Planificar y priorizar las tareas que se asignan. Es importante evitar la multitarea en el empleado.
  • Fijar objetivos claros.
  • Invitar a que los trabajadores tomen pequeños descansos.
  • Mantener una comunicación fluida: lo cual contempla que los supervisores y jefes se contacten con sus equipos. Que existan momentos tanto para hablar de trabajo como para saber cómo esta cada persona, a través de chats online o videollamadas. 
  • Exceso de información: en tanto, la preocupación del jefe por el rendimiento de su equipo no se debe transformar en un uso abusivo de la comunicación que se materialice en por ejemplo control continuo a través de llamadas y correo.

¿Cómo se preparan las empresas para cuidar la salud de los colaboradores en pandemia?

Molestias lumbares, aumento de los dolores de cabeza, cansancio visual han sido alguno de los problemas de salud que ha dejado el homeoffice. Si bien, el teletrabajo se mantendrá como sistema durante un tiempo, las compañías ya comienzan a planificar los nuevos cambios del ecosistema laboral y cómo éstos impactarán en la vida cotidiana de sus trabajadores. 

Actualmente, se estima que más de 2 millones de personas continúan trabajando de manera virtual. A más de un año de la pandemia, este modelo laboral no ha “sido miel sobre hojuelas”, como se pensó en un comienzo, puesto que ya se han visualizado los primeros efectos en la salud mental y ergonómica de los chilenos.  Aumento de las consultas por dolores de espalda, mayores problemas visuales y estrés han sido algunas de las consecuencias. 

Pese a esto, el retorno 100% presencial está lejos de concretarse, inclusive sin la pandemia. Especialistas ya proyectan un aumento en los modelos mixtos, el cual consta de procesos de laborales que varían entre lo presencial y la virtualidad, donde se destacarán trabajar, desde la casa con más frecuencia, menos reuniones y capacitaciones en persona, mejores procedimientos de limpieza y cambios en los horarios de los colaboradores, entre otros.

De acuerdo con la directora de Robert Half en Chile, Karina Pérez, en entrevista con Economista América, la línea de tiempo y el alcance para que la fuerza laboral regrese la oficina variarán drásticamente de una compañía a otra. 

“Tarde o temprano, la vuelta a las oficinas llegará. Pero no hay duda de que no volverá a ser como antes. Miles de trabajadores se tuvieron que adaptar de manera fugaz al teletrabajo tras la rápida expansión de contagios con Covid-19 en Chile y en el mundo, por lo que las organizaciones deberán ingeniárselas para adaptar sus espacios físicos y establecer correctas dinámicas laborales en pro del cuidado de sus colaboradores”, puntualizó.

En este sentido, y frente a las consecuencias que el home office ha acarreado a nivel de salud, las empresas han implementado diversas estrategias para mantener el bienestar emocional y físico de sus colaboradores.  Aquí te contamos algunas: 

  • Salud ergonómica: Bajo la premisa que “El trabajo se adecúa al humano, y no al revés”, es que empresas a nivel mundial han decidido adoptar mobiliario en las casas de sus colaboradores, tales como sillas más cómodas, y la configuración de espacios de trabajo que están diseñados para no provocar lesiones. 
  • Pausas activas: como su nombre lo indica, estos son momentos de activación que permiten un cambio en la dinámica laboral, donde se pueden combinar una serie de movimientos que impulsan y fortalecen los sistemas musculo-esquelético, cardiovascular, respiratorio y cognitivo. Hoy, empresas se han apoyado de espacios de cowork y coaching para impulsar en sus colaboradores espacios de distensión, independiente si se encuentran en sus casas o en su trabajo. De acuerdo a los especialistas estas acciones ayudan a disminuir el estrés, disminuyen el riesgo de enfermedades profesionales.  Favorecen el cambio de posturas y rutina, y mejoran el desempeño laboral.    
  • Recursos y programas de bienestar: Las empresas están dando a los empleados acceso a recursos que van desde servicios de asesoramiento hasta ayuda financiera. 
  • Comunicación de los líderes: A fin de impulsar mejores canales de comunicación en contextos de pandemia y tranquilizar a los trabajadores, los líderes de la compañía deben proporcionar tanta información como sea posible, dice Gina Payne, Vicepresidenta de Gestión del Cambio en JLL.

¿Conoces el workation?: La nueva forma de trabajar en pandemia

Si bien, el teletrabajo se ha convertido en la nueva dinámica laboral a nivel global, este formato también ha visualizado múltiples beneficios, tales como la flexibilidad, reducir tiempos de traslado y trabajar desde cualquier parte del mundo. Así nace el workation, tendencia que permite a las personas mezclar el placer de viajar con el trabajo. 

Hostales, estancias, hoteles, oficinas satélites y espacios de coworking globales pueden ser hoy tu nueva oficina. Con la irrupción del homeoffice también emergieron los llamados “nómadas digitales”, quienes se dieron cuenta que hoy trabajar desde cualquier parte del mundo es posible. Así surge el workation, modalidad que permite alargar la estancia en segundas residencias o en sitios de veraneo, programar viajes por más tiempo con la familia o amigos, siendo cada vez más elegida por los trabajadores dependientes, independiente y freelancers. 

El concepto, que se hizo famoso hace algún tiempo en Estados Unidos, combina las palabras en inglés work y vacation, una mirada que fusiona el modo en que muchos teletrabajadores deciden pasar muchos sus meses del año. Si bien, el workation no es nuevo, hoy con la masificación del trabajo remoto, esta modalidad se ha posicionado como una opción más viable que antes. Lo que antes era algo que solo estaba disponible para los freelancers, ahora podría convertirse en un beneficio común de la empresa. 

Uno de los principales beneficios del workation está el tener mayor flexibilidad y la gestión de horarios, reduciendo los tiempos de traslado y el estrés. 

Según afirmó el chief psychology officer de Nawaiam, Sebastián López, en el portal América Economía, esta modalidad “también permite trabajar en lugares que nos gustan como ir a la playa, la montaña, el campo, por ejemplo, o realizar actividades que en la ciudad no se pueden, como practicar determinados deportes o disfrutar de paisajes y espacios recreativos que ayudan a la desconexión y el descanso, mejorando la salud mental. Genera mayor productividad porque te enfocas mucho más en el trabajo para poder contar con tiempo suficiente y así disfrutar del entorno o actividad que te guste”.

Para el gerente general de HughesNet Perú explicó que debido a los efectos negativos del confinamiento, muchas personas ya están adoptando la tendencia del workation. “Se trata de teletrabajar en lugares vacacionales por una temporada más prolongada”, puntualizó al medio América Economía. 

Entonces, ¿cómo se puede implementar el workation? Si bien, el teletrabajo es uno de los principales requisitos para poder disfrutar de los beneficios de esta tendencia. También los especialistas indican otros aspectos claves a considerar. En primer lugar, sin duda, la tecnología será crucial, lo cual implica que quienes optan por esta modalidad deben estar ciertas horas al día conectados y tener la posibilidad de asistir a reuniones en modo virtual. Por ello, es indispensable contar con dispositivos móviles, teléfonos, Wifi estable y computadores que tengan la capacidad acorde a la nueva necesidad laboral.

Por otra parte, los espacios escogidos deben permitir la concentración, a fin de aprovechar mejor los tiempos. La tendencia actual ha motivado que tanto hoteles y edificios tengan sus salas de trabajo para que sus residentes puedan aprovechar sus horas laborales. En tanto, los coworks y oficinas satélites a nivel mundial, tras la pandemia, también han abierto sus espacios para recibir a nómadas digitales, quienes pueden aprovechar los beneficios de estos lugares de trabajo. 

Pero más allá de estos aspectos, existe uno que es esencial la flexibilidad laboral que las empresas aporten a sus empleados. Situación donde es cada vez más común que las compañías dejen atrás antiguos formatos, tales como puestos físicos y horarios fijos, y del paso a modelos híbrido y flexibles. Un impacto que ya vemos en la irrupción de las multinacionales en los espacios de cowork, donde su flexibilidad, amplitud de espacios, estructuras laborales más horizontales, ya están dando un giro a la industria y nuestra forma de relacionarnos con el mundo del trabajo. Sin duda, el teletrabajo llegó para quedarse, y ya son más las personas que están abriéndose a los nuevos beneficios de este formato, donde el workation será uno de ellos. 

¿EN QUÉ ASPECTOS FIJARSE EN ESTE PROCESO DE OPERACIÓN RENTA 2021?

Adportas a un nuevo proceso tributario, donde se espera recibir más de 4 millones de declaraciones, empresas y emprendedores ya se preparan para liderar un nuevo hito impositivo, el cual contempla nuevas normativas y modificaciones. Aquí te contamos las principales novedades y cambios que tendrá esta Operación Renta 2021. 

Abril es el mes más importante para las empresas, desde el ámbito contable y tributario, puesto que se inicia el proceso de declaración de impuesto a la renta. Hito que hoy toma especial relevancia, debido a los múltiples cambios y modificaciones que sufrió el sistema tributario nacional, y que a partir de este año comienzan a regir nuevos regímenes de tributación, normativas, formularios y cambios como la eliminación del sistema atribuido. Situación que se transformará en parte de las dificultades comerciales que deberán sortear empresas y emprendedores al momento de realizar su declaración anual. 

En entrevista con Diario Financiero, el especialista en mercado tributario y socio de BLTA Consulting, Rodrigo Benítez, indicó que antes de realizar cualquier movimiento, es necesario informarse. A diferencia de otros años, este 2021 la normativa impositiva incluye múltiples modificaciones que puede cambiar el panorama tributario de la empresa. “Hay que revisar toda la normativa, como el nuevo Formulario 22, las declaraciones juradas, y las modificaciones antiguas. Esto implica tener una contabilidad que respalde la declaración de impuestos, con todos sus registros al día”.

En este sentido, la principal recomendación, de acuerdo con Benítez, es que pese a los nuevos regímenes, especialmente si eres dueño de una PYME, es explorar el sitio del SII y ser consciente de todos los beneficios que ofrece este sistema. “No es suficiente declarar o cumplir, sino que también hay que preocuparse de hacer una declaración inteligente, es decir, aprovechar los beneficios fiscales, en especial los transitorios que se establecieron por la pandemia. Existen muchos beneficios, que en ocasiones no se utilizan por desconocimiento. El mayor problema es declarar sin analizar”, explicó el Socio de BLTA Consulting. 

En cuanto a los cambios que las empresas deberán considerar está la eliminación del sistema de renta atribuida, lo que significa que los contribuyentes van a tener que declarar bajo los siguientes regímenes: Propyme General, Propyme Transparente, Parcialmente Integrado o Renta Presunta.

Frente a esto, los especialistas recomiendan conocer bien el régimen de tributación de la empresa. Un aspecto importante es que el 81% de los contribuyentes se ubican dentro de los primeros dos regímenes (Propyme General y Propyme Transparente). 

En tanto, también está la modificación a la depreciación de inversión en un 50%, al primer año, además del nuevo impuesto sustitutivo del 30%, sumado a que las utilidades tributarias, que sean declaradas, podrán ser extraídas por los propietarios y accionistas.

Por otra parte, se eliminará, con gradualidad, la devolución de impuesto por el pago provisional por utilidades absorbidas, sistema que evita la compra de empresas con pérdidas sobre utilidades, aspecto relevante para el sector financiero. 

También se agrega la división de regímenes, lo cual trae buenas noticias para aquellas empresas que califiquen como Propyme, ya que, tendrán un impuesto a la renta de primera categoría del 10%, considerando que el sistema aplica un 25% por normativa.

Por otro lado, se instaura el régimen Propyme Transparente, el cual libera al contribuyente del impuesto de primera categoría, de la obligación de llevar contabilidad completa, registros empresariales, así como otros beneficios. 

¿A quiénes les corresponde declarar?

Tal como explicó Benítez en Diario Financiero, es importante definir quienes están obligados a liderar este proceso. Y para esto, la respuesta dependerá si se es persona natural o jurídica. En este último caso, se está obligado a rellenar el documento. Para las personas naturales, sólo estarán obligados a completar el F22, quienes durante el 2020 superaron un ingreso anual a los $7.833.186. 

En tanto, Camilo Cornejo, master en Finanzas de la UNAB, explicó a Diario Concepción, que las personas que realizan boletas de honorarios y quienes realizaron el segundo retiro voluntario del 10% también deberán realizar su declaración de renta. 

A fin de conocer más sobre este proceso, la firma financiera BLTA Consulting publicó un documento con las principales claves para liderar este proceso. Aquí repasamos algunas:

TASAS DE IMPUESTO A EMPRESAS: Las tasas de impuesto a las empresas en régimen general Semi-Integrado del artículo 14 A de la Ley de la Renta corresponde a un 27%. Para las PYMES del artículo 14 D, que tienen ingresos anuales de hasta $2.175 millones, transitoriamente tienen una tasa de 10% por los años 2020, 2021 y 2022. En virtud de los nuevos regímenes tributarios que rigen para esta operación renta 2021, el Formulario 22 cuenta con líneas separadas para declarar la base imponible afecta a impuesto, con el objetivo de gravarlas con la tasa que le corresponde. 

NUEVO ESCENARIO TRIBUTARIO TRAS LA ELIMINACIÓN DE RENTA ATRIBUIDA:  La eliminación de este régimen (ex 14 A), vigente hasta el 2019, produjo que se deben traspasar los saldos al Registro de Rentas Empresariales (RRE). Así, las utilidades acumuladas en el RAP (Registro de Rentas Atribuidas Propias) se traspasan a REX (Registro de rentas exentas o ingresos no renta) bajo el concepto de rentas con tributación cumplida. Por tanto, al retirarse del RAP no tendrán otros impuestos. Por lo tanto, este tipo de contribuyente se enfrenta a un escenario totalmente distinto con un sistema de tributación con características diferentes, tanto a nivel de registros como de sus obligaciones.

CUMPLIMIENTO DE EXIGENCIAS TRIBUTARIAS: De igual forma, los contribuyentes PYME que hasta el año pasado se encontraban acogidas a un régimen especial de tributación (ex 14 Ter) y que cumpliendo los requisitos se acogen al nuevo régimen PYME a partir del año 2020, deberán tener presente las exigencias tributarias propias del citado régimen. En especial que ahora pueden diferir la tributación de impuesto global complementario hasta los retiros efectivos, en la medida que sea un contribuyente acogido al artículo 14 D N° 3 (no transparente). 

•  CAMBIOS AL SISTEMA DE DECLARACIONES JURADAS: La autoridad fiscal ha eliminado la declaración jurada relativa a los movimientos del Registro de Rentas Empresariales (RRE), en su reemplazo, ha incorporado recuadros informativos en el reverso del F22 para registrar las operaciones del citado registro según el régimen tributario que corresponda. 

Accidentes laborales: los nuevos factores que están en juego con el teletrabajo

A casi un año del inicio de la pandemia, el homeoffice se ha institucionalizado como una de las modalidades de trabajo preferidas por las empresas. Pese a esto, hoy son múltiples las dudas e inquietudes que surgen respecto a cómo afrontar la normativa laboral con el teletrabajo. 

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadísticas, INE, durante el 2020, el 25,5% de los trabajadores con empleos formales pasaron a realizar sus funciones desde el hogar. En tanto, el 27% de las empresas de todo el país confirmaron que adoptaron el teletrabajo de manera parcial o total. 

Pese a que, desde abril del 2020, comenzó a regir la Ley del Teletrabajo han sido múltiples las inquietudes, de parte de empleadores y colaboradores, sobre cuándo un incidente en casa se considera como un accidente laboral. 

Si bien, la normativa indica que los accidentes laborales a distancia debían ser cubiertos por las mutualidades de seguridad, la ACHS, la Mutual de Seguridad y el IST, y por el Instituto de Seguridad Laboral. Pese a eso, sólo el 48% del total de casos recibidos (1.613) fueron calificados como de origen laboral y la otra mitad fue considerado como de origen común, accidente doméstico o que no fue por consecuencia de su actividad, según el último informe de la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO). 

Al respecto, el abogado de la firma Moraga & CIA, Diego Messen, en entrevista con Diario Concepción, sostuvo que la nominación de un accidente laboral dependerá del horario en que se estaba desarrollando una actividad cuando ocurrió el incidente, considerando que dentro de éste (jornada laboral), es más simple poder enmarcarlo en una calificación de este tipo, sin perjuicio de la posibilidad de que este sea considerado como accidente ordinario, atendida las circunstancias del hecho en sí. 

En palabras simples, la normativa define claramente la accidentabilidad dentro de un horario fijo. En tanto, si el trabajo se desarrolla sin sujeción horaria, surgen las complicaciones para definir si éste entra o no en la normativa vigente. Ante estos casos, se deberán ponderar de acuerdo a las condiciones propias del accidente y cuales fue la relación de causalidad entre el trabajo y el accidente. 

En este sentido, la intendenta de Seguridad y Salud en el Trabajo de la SUSESO, Pamela Gana, confirmó que para definir estas coberturas cada caso es analizado de manera independiente. “Se realiza un análisis del caso, una investigación por las mutualidades y dicen que si califica o no un accidente de trabajo o si se debe a un accidente común. La línea divisoria de un accidente doméstico y laboral en algunas ocasiones puede ser difícil de determinar”. Pese a esto, los trabajadores tienen posibilidades de reclamar y apelar frente a un dictamen de la aseguradora, ante la superintendencia para revertir la no cobertura, pero los casos han sido menores. 

¿Cómo viviremos el distanciamiento social en escenario laboral?

Con el retorno gradual de las actividades, las empresas ya están preparando nuevos formatos para impulsar un regreso al trabajo presencial. Un proceso donde la adaptabilidad y la flexibilidad serán claves para su efectiva implementación. En tanto, tendencias como el coworking y el coliving se han posicionado como las preferidas para responder a esta nueva etapa mundial. 

Previo a la pandemia, la industria laboral estaba adoptando, tímidamente, nuevas dinámicas de trabajo, tales como la adaptabilidad y flexibilidad laboral. Tras el Covid, los espacios de trabajos descentralizados y digitales se convirtieron en el nuevo foco de las compañías, quienes no sólo – tuvieron que adoptarlas de manera obligatoria – sino que también buscaban  una infraestructura segura, y por sobre todo, asegurar las nuevas medidas sanitarias entre los colaboradores. 

Pese a esto, muchos especialistas y compañías se han planteado la inquietud sobre ¿Cómo retornar cumpliendo con el distanciamiento social? ¿Cómo convalidar la convivencia laboral junto con la seguridad sanitaria? En esta dicotomía, los espacios flexibles plantean una alternativa a las oficinas tradicionales.  De acuerdo con el portal español TicPymes, estos espacios “ofrecen lo mejor de ambos mundos, tanto para los trabajadores como para las empresas. Utilizar estos espacios resuelve la falta de socialización que provoca el trabajo remoto, mejora la conciliación laboral, reduce costes, permite la deslocalización de equipos y ofrece una respuesta eficaz a las necesidades de las empresas”. 

Sin embargo, tanto el coworking como los coliving han debido reinventarse para poder adaptarse al mundo postpandemia. Donde no sólo han aumentado los protocolos sanitarios, sino que también se han modificado su perspectiva laboral. 

Mientras previo a la pandemia, estos lugares ofrecían contextos más abiertos, de colaboración y vida en comunidad, hoy la apuesta en fortalecer el bienestar laboral y disponibilidad de múltiples espacios y sedes para sus colaboradores a lo largo del país. Es por eso, que tras la pandemia, éstos buscan posicionarse como espacios seguros, maximizando sus estándares de salud e higiene, a través de importantes reestructuraciones, que implican cambios en su distribución ofreciendo mayor distanciamiento social, espacios más privados, compartimentados y seguros, capacidad de personas, diseño, junto con entregar ofertas más abiertas y flexibles, con suscripciones más accesibles y atractivas para distintos tipos de empresas. 

Entre esta nueva reestructura, los cowork y oficinas ya analizan la disposición de los lugares de trabajos, donde la nueva propuesta se estima que será que los empleados ocupen lugares sentados en diagonal a sus compañeros en vez de estar directamente enfrentados. También, el uso de cubículos u escritorios con separadores podría volver al mundo laboral, a fin de evitar contagios. 

Inclusive, en un intento por evitar que las personas toquen manillas de puertas y elementos de uso común, los especialistas en recursos humanos indican que se está analizando la remoción de puertas no esenciales. Un aspecto donde el cowork y las plantas libres tiene un punto a favor frente a las oficinas tradicionales. 

En otro ámbito, la tecnología se ha convertido en un aliado para estos espacios, puesto que muchos de éstos han debido incorporar sistemas touchless, comandos de voz y espacios de colaboración virtuales entre empresas y trabajadores, a fin de procurar el retorno seguro.  

Pero esto no fue lo único, grandes multinacionales como Facebook se han sumado a esta nueva mirada del mundo laboral. Es así que el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg sorprendió al mundo, al ser uno de los primeros, en cancelar todas las reuniones de 50 o más personas hasta junio de 2021, mientras que la gran mayoría de los empleados debe trabajar desde sus casas hasta mayo, y aquellos que necesiten continuar con esa dinámica podrán hacerlo. 

Para el consultor, conferencista y director de Gruposet, Jonatan Loidi, en entrevista con el portal Infobae, indicó que existirán dos grandes cambios en cuanto a infraestructura en las organizaciones. “En primer lugar, se deben adoptar protocolos de distanciamiento, lo que significa una menor densidad por metro cuadrado. Esto generará en muchas empresas la necesidad de achicar la cantidad de gente en la oficina y con esto dar lugar a más trabajo remoto”. 

“Esto supone un gran desafío también para los espacios comunes como ascensores, escaleras, comedores y sanitarios. Ya son varios los protocolos que trabajan en identificar las diferentes áreas con un semáforo de rojo a verde en cuanto al peligro de contagio. Por ejemplo, Google anunció que solo un 20% de su personal volverá a trabajar en la oficina durante 2020, el resto lo deberá hacer en un formato de home office”, puntualizó a Infobae Loidi.

Pese a todas estas nuevas dinámicas, los especialistas indican que para el rubro del cowork se abren múltiples oportunidades. Esto dado que las compañías ya están viendo un importante valor en la posibilidad de dividir equipos, acotar el espacio de sus sedes y cantidad personas que trabajan en ellas. 

En este sentido, el modelo laboral a futuro, ya predicen, que apuntan a un formato doble, el cual contará con una sede central, que contará con equipos de trabajo fijos con actividades presenciales. Mientras que un sistema más móvil, el cual cuenta con turnos, teletrabaja algunos días y otros va a la oficina, entre otros. Un nuevo modelo que operará bajo un formato más mixto, entre la oficina convencional y la plantilla móvil operará bajo el modelo de oficina flexible.