Celebraciones en pandemia: Las nuevas estrategias y aliados de las empresas para adaptarse a esta nueva realidad

Se acerca la Navidad y el Año Nuevo, y por primera vez, las viviremos en medio de una pandemia global. Ante esto, las compañías ya se preparan para un escenario inédito donde lo virtual, la flexibilidad horaria y el apoyo de los espacios compartidos serán la alternativa para no perder esta tradición. 

A pocos días de cerrar un intenso 2020, las organizaciones han puesto toda su creatividad respecto a cómo realizar sus tradicionales celebraciones de fin de año en un contexto seguro y minimizando los riesgos de contagio. Ante un complejo escenario de retroceso de fases y un posible rebrote, los expertos ven en estos ritos un importante incentivo y aporte a la salud mental de los colaboradores. 

Es por ello que las compañías se están replanteando el formato de estos encuentros, optando por estructuras más diversas y flexibles, tales como fiestas virtuales, actividades al aire libre, concursos y amigos secretos virtuales, e inclusive, adoptando nuevas modalidades, tales como alianzas estratégicas con coworks para acceder a convenios, disminución de gasto en regalos corporativos, entrega de gifcards, apoyo en soporte técnico para plataformas como Zoom u otras, a fin de reducir riesgos y maximizar la experiencia de los colaboradores con estas nuevas instancias virtuales. 

La directora de Robert Half Chile, Karina Pérez, se refirió a este tema en el portal El Economista América, donde reforzó lo beneficioso de que existan espacios de recreación y colaboración en estas fechas.  “Demostrarles a los empleados que existe una preocupación especial por celebrar junto a ellos el fin de año puede generar resultados increíbles, como un buen ambiente de trabajo, lo que se traduce en mayor productividad, identidad cultural, sentimiento de pertenencia, trabajo colaborativo y mayor participación“, afirmó.

Consolidación de lazos entre equipos y jefaturas, aumento del compromiso individual y grupal de la compañía de cara al futuro son parte de los resultados que promueven estas instancias. Y en entonces ¿Cómo hacerlo? 

En un momento donde lo virtual ocupa un rol preponderante, el desafío está en cómo logramos gestionar comunidad entre los miembros de la organización. Es por ello, que tanto grandes compañías como Pymes y emprendedores, han considerado al coworking como un aliado en esta materia. 

Estos espacios, desde sus inicios, han promovido las conexiones orgánicas, impulso del ocio compartido para generar redes y un networking productivo, siendo la colaboración, amistad y el trabajo en equipo parte del ADN de estos centros de trabajo. 

Frente a esto, tiene sentido que para sus estrategias de vinculación los coworks sean los elegidos para impulsar esta ardua tarea. Es así que ya, a pocos días de Navidad,  estos espacios han prestado asesoría para la realización de múltiples acciones, tales como clases de cocina online, logística para el desarrollo de actividades recreativas al aire libre o dentro de sus recintos – manteniendo las medidas sanitarias – hasta las reconocidas fiestas virtuales, stand up comedy y música vivo online. 

En una entrevista con el portal El Dinero, la gerente de formación de Adecco Colombia, Carolina Saggiomo, concuerda en qué la correcta gestión de estos encuentros no sólo vincula al trabajador sino que también a su entorno.  “Otro de los principales beneficios que tiene mantener las fiestas de fin de año, pero desde la virtualidad, es que se involucra no solo al colaborador sino también a su entorno familiar. De esta manera las empresas demuestran su interés en el ámbito personal de su fuerza laboral, promoviendo así su bienestar”, complementó Saggiomo.

Frente a un contexto de teletrabajo y confinamiento, los coworks han apostado por apoyar la incorporación de nuevas estrategias de comunidad y vinculación para las compañías, transformándose en un potente aliado para el área de Recursos Humanos para gestionar el bienestar laboral en pandemia. Sumado a esto, de disponer de sus instalaciones e indumentaria técnica para la realización de encuentros sociales, con distanciamiento social, para grupos pequeños. 

Sin duda, hoy el concepto de oficina tradicional cambió, ¿Y por qué no? Posiblemente, la creatividad, tecnología y los nuevos formatos de trabajo no sólo se tomarán nuestro fin de año, sino que puede que lleguen para quedarse.

Las nuevas oficinas del 2021

El trabajo remoto se ha convertido en el modelo laboral preferido por las empresas tras la pandemia. Hoy los formatos apuntan a sistemas híbridos donde los trabajadores cuenten con alternativas que mezclen el teletrabajo y la vida presencial. Aquí te contamos algunas experiencias y cómo implementar de manera correcta esta modalidad.

A inicios de enero, la compañía de telecomunicaciones VTR sorprendió al mercado con el anunció que como firma ya no volverán al trabajo 100% presencial. Así lo confirmó su gerenta de Personas, Solange Gomá, a Diario Financiero. “Como VTR nunca más vamos a volver a la realidad anterior del trabajo 100% presencial”. 

Es por ello, que la compañía permitirá que más del 80% de sus colaboradores (de un total de 1.700) puedan elegir una modalidad que más se adapte a sus necesidades. Un modelo inédito en Chile, donde ellos podrán trabajar hasta el 50% de su jornada semanal desde sus casas o el lugar que prefieran, y el resto del tiempo desde la oficina, de manera indefinida.

El ejemplo de VTR es uno de los tantos que demuestra cómo la pandemia cambió las dinámicas laborales, y que demostró, que la productividad no sólo es posible en las oficinas tradicionales. ¿Entonces cómo lucirán las oficinas del futuro?

Para los especialistas los sistemas híbridos prevalecerán junto con las oficinas satélites. Pero advierten que es esencial que éstos se implementen eficientemente para lograr resultados positivos. En este sentido, se espera de estos nuevos contextos que no sólo sirvan como instancias de interacción entre colegas, sino que impulsen salas de reuniones abiertas, más metros cuadrados disponibles para que las personas participen en videollamadas o seminarios web, los cuales sin duda perdurarán más allá de la pandemia. 

Por otra parte, la posibilidad de ofrecer espacios de trabajo físicos alternativos, tales como los cowork u oficinas satélites, en vez de las tradicionales oficinas corporativas. Una tendencia que con la reapertura del Gran Santiago toma cada vez más fuerza, siendo las instancias colaborativas una oportunidad para las empresas cuenten con un espacio intermedio entre la casa y la oficina, siendo cada vez más común trabajar de manera remota o desde un coworking mientras que otra parte de la empresa se encuentra en un país diferente.

En tanto, el teletrabajo ya se ha ganado un importante lugar en la cultura laboral de Chile y el mundo. Es por ello que es fundamental que estos nuevos espacios de trabajo contengan, aspectos tales como conciliación con la vida personal, flexibilidad de horario laboral, y autonomía y poder de decisión.  Pero ¿cómo llevar a cabo este modelo de manera definitiva? El portal The Powe MBA, define ciertos aspectos, tales como: 

  • Definir objetivos cuantificables y medibles para evaluar cómo se desenvuelve la empresa en este contexto. Incluso si es necesario incorporar oficinas satélites y cowork para apoyar el proceso híbrido. 
  • Establecer nuevos canales de comunicación: Elige cual va a ser el método para comunicarse con los trabajadores y define el número de reuniones / llamadas. 
  • Formar a los empleados: Los trabajadores deben estar preparados para teletrabajar a todos lo niveles. Además, tienen que conocer las herramientas que van a utilizar al trabajar a distancia.
  • Establece herramientas de control y ciberseguridad: Tales como la tecnología, softwares tecnológicos, en este proceso muchos especialistas afirman que los espacios colaborativos se han convertido en poderosos aliados para brindar y soportes tecnológicos y de recursos humanos para liderar y facilitar los recursos necesarios para la implementación del trabajo remoto e híbrido. Todos los empleados deben contar con el hardware y software necesarios para realizar su trabajo.
  • Supervisión periódica: Realiza un seguimiento activo del cumplimiento de las actividades y objetivos propuestos al teletrabajador. 
  • Compromiso institucional: alcanzar el compromiso de los equipos será fundamental para un buen proceso de teletrabajo. Es así que las empresas buscan no sólo garantizar los recursos, sino también satisfacer el bienestar laboral y la vida en comunidad, como nueva propuesta de valor. Muchas de estas empresas, han aprovechado las fortalezas que ofrecen los espacios de cowork en este proceso. 

Las nuevas tendencias laborales que verás este 2021

La irrupción del coronavirus flexibilizó las estructuras de trabajo, abriendo un nuevo abanico de oportunidades, tanto para las empresas como los colaboradores. Te presentamos los cinco principales cambios en el mundo laboral que ofrecerá la nueva era post pandemia. 

En un contexto inédito, el mundo laboral sufrió potentes transformaciones con la llegada del coronavirus. Situación que motivó a las empresas y organizaciones a impulsar el teletrabajo, la flexibilidad horaria, mayor preocupación por la vinculación laboral, reconfiguración de los espacios de trabajo por espacios flexibles, cowork u oficinas satélites.  

Frente a esto, los expertos estiman que la revalorización del tiempo, la flexibilidad y adaptabilidad horaria, y la incorporación de nuevos sistemas de trabajo serán algunas de las tendencias que se tomarán el 2021 en el ecosistema laboral. 

Para la especialista de Robert Half Chile, Karina Pérez, en entrevista al portal El Economista América, el 2020 demostró que el teletrabajo es un formato posible de seguir y se reevaluaron los conceptos de productividad en las empresas. “Este 2020 puso a prueba la capacidad de adaptación, tanto de los colaboradores como de las organizaciones, para mantener la continuidad operativa. Sin lugar a duda, será recordado como un año que ha planteado profundas dificultades y exigido una nueva mirada, con mayor creatividad y capacidad de adaptación a cambios que marcarán un antes y un después en muchos aspectos“, señaló la ejecutiva.

Además, agregó que en este escenario en el 2021 podremos ver cómo el teletrabajo se consolida como un formato permanente en muchas organizaciones, mientras que otras se inclinarán por un modelo híbrido que permita medir los impactos de esta modalidad durante la normalidad de las operaciones. En este artículo repasamos sobre los cinco aspectos más fundamentales que marcarán el nuevo ecosistema laboral este 2021:

  1. MAYOR COMUNICACIÓN INTERNA: El home office ha puesto un complejo desafío para mantener el bienestar, vínculo laboral y la comunicación directa con los colaboradores. Ante esto, los expertos indican que una de las principales preocupaciones en este 2021 será afianzar el compromiso y mantener la motivación del equipo. En este sentido, muchas compañías ya se han apoyado en empresas de cowork para fortalecer instancias virtuales o realizar actividades de recreación y generación de comunidad. De acuerdo a un estudio de Sodexo, el 66% de las empresas ha reforzado su comunicación interna a causa de la Covid-19 y se prevé que esta tendencia se mantenga en este año.
  2. NUEVAS NECESIDADES DIGITALES: La transformación digital llegó para quedarse y, sin duda, en este 2021 se tomará las prioridades de las empresas, tanto desde la búsqueda de empleados más especializados hasta incorporar nuevas tecnologías y metodologías más ágiles. Por esto, se espera que en este año las empresas sigan ofreciendo formación en las nuevas TIC para que los empleados logren las capacidades digitales necesarias en esta nueva realidad.
  3. VIDA EN COMUNIDAD: Cuidar el bienestar y fortalecer el “wellness” se posicionarán dentro de los principales esfuerzos para impulsar un buen ambiente laboral. Un tema que toma relevancia en este 2021, cuando el estrés y la hiperconectividad han causado estragos en muchos colaboradores y se transformará en un aspecto a mitigar durante este año con iniciativas, tales como desconexión, actividades de conciliación de la vida laboral y personal o incorporación de espacios de trabajo cercano a los hogares de los colaboradores. 
  4. ESPACIOS DE TRABAJO MÁS SEGUROS: Desde el inicio de la pandemia, las organizaciones han comenzado a preparar su retorno al mundo presencial. Para esto, se han apoyado en espacios de coworks para implementar lo que se conoce las oficinas satélites, se trata de espacios de trabajo que funcionan como un complemento de la oficina central de la empresa y que se sitúan en lugares cercanos a los colaboradores. Sumado a esto, los refuerzos sanitarios y protocolos seguirán muy presentes en las oficinas del futuro, se presume que el reparto de mascarillas, más ventilación de las zonas, geles hidroalcohólicos o la implantación de turnos de trabajo serán medidas que estarán presente en la nueva era del trabajo. 

NUEVOS PROGRAMAS SOCIALES: La nueva tendencia mundial apunta a que la implantación del teletrabajo hará que los beneficios tradicionales pasen a digitalizarse aún más y que incluso surjan nuevos.Es así que un sondeo deSodexo indicó que el 48% de las empresas cree que la Covid-19 va a impactar en la política de beneficiosque ofrecen a sus empleados y más de la mitad creen que surgirán nuevos beneficios como la formación online, suscripciones a contenido digital, a compras online o guardería online.

La psicoseguridad laboral, la mirada postpandemia de las empresas del futuro

La psicoseguridad laboral, la mirada postpandemia de las empresas del futuro

La pandemia y el aislamiento social han impuesto un nuevo foco de preocupación en las Compañías: ¿Cómo gestionar la estabilidad emocional de los colaboradores? Especialistas prevén que la psicoseguridad laboral tomará más relevancia en el área de recursos humanos en la era postpandemia. 

La crisis sanitaria no sólo modificó nuestra normalidad social, sino que nuestra percepción de seguridad en el ámbito laboral. Aprender a vivir con la pandemia no ha sido fácil para los trabajadores de Chile y el mundo, situación que ha acarreado múltiples estragos psicológicos en la fuerza laboral, un hecho que no ha pasado inadvertido por las organizaciones, quienes ya están trabajando para gestionar lo que se conoce como la “Psicoseguridad Laboral” en las empresas.

Este concepto, acuñado por primera vez en los 90’, tiene relación con la creencia que el ambiente de trabajo es seguro para la toma de riesgos interpersonales y propicia una confianza en este mismo. Para los especialistas en Recursos Humanos, éste vuelve a tomar relevancia tras la pandemia, en cuanto a cómo reconvertimos nuestros contextos laborales en espacios seguros, que propendan el bienestar mental y psicológico de las personas, impulsar a los colaboradores a expresar ideas nuevas, propuestas más riesgosas, e inclusive a aceptar los errores involuntarios, sin que esto involucre un castigo o destruya la confianza y el respeto mutuo en los equipos. 

Según consignó, en Diario Financiero, el gerente de Seguridad y Salud Ocupacional de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), Andrés Herreros, la salud mental es un tema que preocupa a las organizaciones, dado que pese a las ventajas del teletrabajo y el homeoffice, éste también puede “puede contribuir al agotamiento y a instalar una sensación de aislamiento, ‘especialmente de pares con mismos intereses y motivaciones”.

Ante esto, los especialistas ya hablan de una profunda reingeniería del pensamiento laboral. Esto implica gestionar protocolos que propendan un clima de seguridad psicológica, un proceso que indican los expertos será fundamental para impulsar la reactivación del país. En este ámbito, la directora de Robert Half Chile, Karina Pérez, comentó a Diario Financiero que la forma de lograrlo es “apuntar a fortalecer la comunicación, y que los equipos de recursos humanos y jefaturas directas definan formas eficaces de comunicar y dar lineamientos a los empleados, siempre considerando que la flexibilidad debe ser la clave en todo el proceso”. 

En Chile ya hay compañías que han focalizado sus esfuerzos en implementar sistemas de medición permanente de salud mental de sus colaboradores y de gestionar la seguridad laboral de éstos. Una de ellas es la firma financiera Nuevo Capital, la cual impulsó la incorporación de nuevos canales de comunicación tales como Meet & Coffee o barómetros semanales para conocer la realidad de cada colaborador y su estabilidad emocional, aspectos que la misma empresa ha señalado “han sido relevantes para construir equipos de alto desempeño, más inclusivos y arriesgados a generar nuevas propuestas de valor para la organización”. 

Sin duda, ésta será una materia nueva para fomentar dentro de las organizaciones, lo que permanecerá tras la pandemia. Por esto, especialistas han definido cuatro ejes para gestionar efectivamente la psicoseguridad:

  • Menos miedo al riesgo y fracaso: Propender espacios que impulsen a arriesgarse, aventurarse e innovar. Pese a que esto implique cometer errores involuntarios. 
  • Abrir canales de comunicación abiertos y directos: Instancias que permitan discutir temas complejos, delicados o más tabús, tales como nuestras emociones en pandemia, duelos, etc. Permitir contextos adecuados permitirá el reconocimiento, aceptación e inclusive hacer de tus colaboradores personas más seguras emocionalmente, y por ende, más comprometidas con su entorno laboral. 
  • Integración de equipo:  Relacionado con la voluntad de los equipos a colaborar en múltiples áreas y colaborar mutuamente. 
  • Inclusión y diversidad: Contribuir en los equipos a valorar las diferencias y a la aceptación de éstas, a fin de integrar grupos de pertenencia más variados y eficientes. Con un foco en construir empresas más humanas y saludables. 

¡Adiós a los edificios corporativos! La nueva de era de oficinas post Covid

oficina post covid

El trabajo flexible y la seguridad sanitaria se han convertido en las principales preocupaciones de compañías y multinacionales. En un escenario post pandemia las corporaciones ya se preparan para implementar sistemas mixtos, donde el espacio compartido se posiciona como la clave para la reactivación.


Sin duda, la pandemia marcó un antes y un después para el mundo laboral, donde el teletrabajo se convirtió en un protagonista frente a un escenario de cuarentenas y restricciones sanitarias. Existe consenso, entre los especialistas, que los edificios corporativos y las oficinas que conocíamos hasta ahora ya no serán vigentes en una era post pandemia.


La tendencia apunta a que las empresas opten por instaurar una modalidad mixta, la cual integrará nuevos formatos más libres, disponibilidad de variadas oficinas más cercanas a los hogares de los colaboradores y turnos para el trabajo presencial. Según datos de la Asociación Chilena de Seguridad, ACHS, encontraron que el porcentaje de empresas que tiene a la totalidad de sus trabajadores operando presencialmente caerá de 85% a 53% hacia mediados de 2021; y, en tanto, las compañías que
mantendrán el teletrabajo, el 15% de los trabajadores combinarán la virtualidad con las labores a distancia.


En esta nueva modalidad, las multinacionales ya se han abierto a integrar a sus equipos en espacios compartidos, de acuerdo a las nuevas necesidades que ha impuesto el coronavirus. Es por ello, que especialistas indican que para el 2021 la
industria del Cowork tendrá una proyección al alza. Según consignó Marcelo Carrere de JLL Chile a Diario Financiero, “las empresas necesitan espacios de colaboración y modelos de trabajo flexibles. Eso producirá una dinámica en todo el mercado, que no sólo significará trabajar en la oficina y casa, sino que las personas se podrán conectar o reunir en un café o cowork”.

Así fue el caso de Cooper 3D, firma que previo a la pandemia no contaba con espacios de trabajo compartido, tras ésta, tuvo que recurrir a un cowork para continuar con sus operaciones e instalar sus equipos de impresoras 3D para confeccionar sus
mascarillas. En este sentido, los espacios flexibles se están posicionando como una alternativa viable para una nueva dinámica de trabajo mixta. El especialista de JLL Chile, Carrere, destacó que en el caso de Estados Unidos, uno de los países más afectados por la pandemia, este modelo ocupa el 30% del espacio de oficinas, lo que quiere decir que en Chile, habiendo 3,5 millones de m2 de oficinas, el mercado potencial de espacios flexibles podría estar al orden del millón de m2, si se aplicara de forma correcta”.


A nivel global, este mercado se está fortaleciendo. Para el CEO de IOS Office, Javier García, – en entrevista con la Revista Internacional Inversión Inmobiliaria – “las empresas buscan más el Cowork como una solución flexible a sus necesidades de
espacios laborales; porque ha demostrado ser una modalidad efectiva e innovadora, cada vez más aceptada por el mercado”. Además, el ejecutivo resaltó que “muchas de las multinacionales, principalmente aquellas acostumbradas a tener sus operaciones centralizadas en un solo punto de la ciudad, ven a sus colaboradores agotados por invertir tantas horas para trasladarse de su casa a la oficina, momentos que generan un gran estrés”.

Pero más allá de una tendencia, este nuevo foco tiene relación con gestionar el bienestar psicológico de los colaboradores, donde se permita a éstos decidir donde quieren ejercer sus funciones y cómo desean hacerlo. Para el gerente de Seguridad y Salud Ocupacional del gremio, Andrés Herreros, “las tareas de teletrabajo tienen características particulares que requieren ciertos rasgos de personalidad para que el trabajo se realice con éxito. A menudo se informan más emociones negativas que el resto, por lo que se recomienda que el teletrabajo se utilice de forma no exclusiva”.

Efectivamente, los expertos coinciden que los beneficios de este sistema irían desde contar con opciones de oficinas o proveedores de cowork diversos, ubicados en diferentes puntos estratégicos de cada ciudad, con lo cual disminuirían los tiempos de traslado y aumentaría la productividad, manteniendo un contacto permanente con la empresa.

Marcela Herrera de LAUNCH Potencia: “Creemos que para que se cumpla el objetivo de potenciar a los proyectos y negocios del Maule deben vivir una experiencia integral de cowork – incubación – mentorías”

LAUNCH coworking no solo es un espacio para poder trabajar, nos encanta poder aportar con una mirada mucho más integral de lo que significa manejar un negocio, en ese sentido unos de nuestros grandes desafíos ha sido nuestra sede de Talca. El ecosistema emprendedor y de negocios en regiones puede tener muchas dificultades y ventajas que quisimos trabajar, para ellos llevamos nuestros proyecto “LAUNCH Potencia”, que junto a una aceleradora e incubadora, buscamos apoyar y levantar aquellos proyectos que busquen integrar la innovación y escalabilidad a sus procesos.

En esta entrevista, Marcela Herrera, jefa de sede Talca y directora del proyecto apoyado por Corfo, nos cuenta más detalles y desafíos que se implican en LAUNCH Potencia.

  • ¿Cuáles son los principales desafíos que ves en la región del Maule a la hora de emprender?

Cada región es un contexto diferente en el cual se deben crear soluciones que respondan a problemas específicos de la zona. En el Maule existe una gran brecha en la creación de productos y servicios con un componente de innovación y escalabilidad, por este motivo se creó la Mesa público-privada de ecosistema de emprendimiento, de la cual LAUNCH coworking es parte. Esta brecha nos plantea un desafío importante; entendemos que es tarea de todos entregar las herramientas y habilidades para incentivar el riesgo, la resolución de desafíos tecnológicos, levantar capital privado, mirar mercados extranjeros y, en resumidas cuentas, permitir que los emprendedores y empresarios del Maule, crezcan con una propuesta con alto valor agregado.

  • ¿Por qué un emprendedor debería optar por un espacio para trabajar como LAUNCH coworking?

Los espacios de cowork van en crecimiento porque responden a múltiples necesidades de los emprendedores. Primero permiten el acceso a un mundo de servicios a los cuales no podrían acceder en una oficina tradicional o trabajando desde sus casas, como internet de alta velocidad, mobiliario ergonómico, arquitectura vanguardista, ubicación central, etc. y todo esto a precios asequibles y con contratos flexibles. Pero además de lo físico, también en estos espacios se crea cultura que habilita la vinculación entre sus participantes, les permite salir de las rutinas propias de sus empresas y juntarse con otros profesionales de áreas distintas y con otras perspectivas, algo que sin duda enriquece su día a día. Esta es la principal razón por la que todo emprendedor debe tener como primera opción a los cowork al momento de establecer dónde trabajar.

  • ¿Cuáles son los beneficios de participar de una red de apoyo al emprendedor como LAUNCH potencia?

Primero que todo, LAUNCH potencia es un proyecto liderado por LAUNCH coworking en el cual nos unimos con la Incubadora de negocios “Chrysalis” y recientemente con la red de Mentores “Mentores por Chile”, para entregar un servicio conjunto a los emprendedores y empresarios del Maule. Cada uno de nosotros es experto en diferentes áreas y como tal, el principal beneficio es que quienes contraten nuestros servicios, tendrán a un equipo de expertos trabajando con diferentes metodologías para potenciar sus proyectos y negocios. 

  • ¿Qué diferencia hay entre esta y otras redes?

La principal diferencia es que la unión de estos tres actores no existe en la oferta regional. Creemos que para que se cumpla el objetivo de potenciar a los proyectos y negocios del Maule deben vivir una experiencia integral de cowork – incubación – mentorías. Por otra parte cada uno de los integrantes del proyecto es respaldado por su basta experiencia en los rubros en los que se desempeñan, en LAUNCH partimos el 2013 con 240 mt2 y actualmente contamos con 2.500 mt2  ¡un gran salto! y hemos realizado más de 3 mil charlas y talleres; Chrysalis a levantado más de 1.300 MM junto a los proyecto incubados y tiene operaciones en Atacama, Coquimbo, Valparaíso y el Maule, por otra parte Mentores por Chile, tiene 11 años de experiencia, más de 500 mentores asociados a la red y 1200 mentorías realizadas a la fecha. Esta experiencia sin duda trae consigo numerosos beneficios para la región.

  • ¿Cuáles son tus desafíos personales para el segundo año de proyecto?

Comencé en LAUNCH trabajando en la sede Millenium siendo parte del equipo de comunicaciones. A diario me encontraba rodeada de gente muy sabia, que desde distintas veredas me enriquecieron profesionalmente. Estuve a cargo de la coordinación de actividades de networking, eventos de sustentabilidad, charlas con enfoques de género y muchas otras. Pues, lo que quiero para el segundo año de proyecto es que ese ecosistema tan rico del que fui parte en Santiago también se viva acá. Ahora tengo la motivación adicional de estar en Talca, ciudad que amo, y aportar desde mi tribuna al crecimiento de muchos proyectos del Maule.

  • ¿De qué manera funciona esta red?

A diferencia del primer año de proyecto este año apuntamos al desarrollo sostenible. Por este motivo creamos una oferta conjunta entre los tres actores que componemos el proyecto para ofrecer nuestros servicios a un precio rebajado, que puede ser cubierto por boucher de Corfo o financiado por empresas que deseen entregar nuevos conocimientos a sus equipos de trabajo y requieran de más y mejor infraestructura para sus operaciones. Paralelamente seguiremos realizando actividades de formación abiertas y gratuitas con el fin de no dejar de lado al emprendedor en etapas tempranas e incluso, a aquellas personas que por ahora solo tienen una idea de negocio.

  • ¿Qué debería hacer un emprendedor que esté interesado en participar del LAUNCH potencia?

El primer año de proyecto terminó recién el 22 de agosto, lo que les conté anteriormente es una primicia. Como tal estamos desarrollando mejoras para disponer de esta información a través de la web. Mientras tanto quienes estén interesados deben escribirnos al mail [email protected]. Independiente de lo anterior las actividades abiertas las pueden conocer en www.launchcoworking.cl e inscribirse ilimitadamente a las que quieran.

Programa de emprendimiento e innovación apoya a emprendores de la región del Maule

Con más de 250 inscritos, se realizó el programa para emprendedores en el marco del proyecto LAUNCH Potencia: “Emprende e Innova en el Maule: ¿Cómo estructurar mi idea de negocios?”

La instancia estuvo marcada por 5 encuentros distribuidos a lo largo de julio, donde los speaker de la comunidad de LAUNCH coworking se conectaron semana a semana junto a diversos emprendedores de la región del Maule.

El primer encuentro fue un foro abierto para conocer las inquietudes de los alumnos, de esta forma los facilitadores pudiero contarles como cada una de las clases iba a dar respuesta y solución a esas temáticas.

Nos acompañaron David Tramón, Ingeniero Comercial y Máster en Innovación de la UTFSM; Sebastián Argel,  Facilitador en metodologías creativas UAI y líder en transformación digital del MIT; y Daniel Azuarte,  Ingeniero y gestor de innovación.

La última lección estuvo a cargo de Matías Gajardo, emprendedor chileno co fundador de la marca Convictus, un emprendimiento que recicla elementos de los basurales y son transformados en lámparas decorativas. Los participantes pudieron conocer su testimonio y adquirir sus consejos.

Jael Alegría, fue una de las alumnas que completó el 100% del programa y una de las cosas que más destaca fue: “la buena voluntad de los expertos y su buen humor, muy simpáticos.  Fue muy útil ya que aprendí muchas cosas que me serán útil para levantar mi emprendimiento”

La instancia finalizó el pasado viernes 31 de julio y todos aquellos alumno que completaron 3 de las 5 clases principales pudieron solicitar un certificado que acreditara su participación