La  transformación digital nunca más será un sueño. Enfrentando temores y expectativas, las empresas se han sumado a esta revolución, que ha implicado descubrir nuevas fuentes de ganancias a través de información de valor y la automatización de procesos rutinarios de negocios para obtener de regreso más tiempo de su día.

 

Sin horarios de oficina ni oficinas

Entre muchos de los aspectos de la vida laboral, que la Transformación digital ha permitido es el modo de trabajar. Sin duda alguna, la empresa debe adaptarse a las nuevas formas de trabajo y viceversa. Es tarea de los dueños de los negocios comprender que el día laboral ya no es de 9 a 5 y que la oficina no es un lugar con cuatro paredes. De hecho, nueve de cada 10 empleados pasan por lo menos 20 por ciento de su tiempo lejos de su lugar de trabajo principal. Así que lo primero que la Transformación digital ha revolucionado es el tiempo y lugar de trabajo, ya que a través de equipos móviles los empresarios, el capital humano y los clientes pueden mantener una comunicación directa, segura y eficaz, que permita ofrecer y recibir un servicio de calidad sin esperar 24 horas para volver a las oficinas. ¡Nunca más!

 

Un paso por delante del cliente o Mr. Arthur

La capacidad de respuesta de las empresas es otro de los aspectos que más ha revolucionado la Transformación Digital. Alrededor de 86 por ciento de los clientes están dispuestos a pagar más por una mejor experiencia, de modo que las compañías se han enfocado en cómo optimizar la experiencia que cada una ofrece. El buen servicio al cliente siempre requiere un toque personal, que en conjunción con la tecnología puede ayudar a los pequeños negocios a consolidar la información del cliente, automatizar procesos rutinarios y actuar más rápido sobre nuevas oportunidades. Del mismo modo que la Inteligencia Artificial responde a las empresas preguntas que ellas mismas no se habían hecho, la Tecnología Digital ayuda a las empresas a complacer necesidades que los clientes aún no han advertido o solicitado.

El buen servicio es como un mayordomo de confianza (puede llamarse Paco) que siempre sabe lo que el Señor (llamémoslo Arthur) requiere; la predicción del mayordomo lo pone un paso por delante de Arthur. La ventaja radica en que esas predicciones ya no son producto de la adivinación ni rituales mágicos. Paco ya no necesita estar todo el día espiando detrás de la puerta a Mr. Arthur sino que en pocos minutos puede revisar las tendencias de búsquedas e intereses del Señor, luego llevar a su despacho el postre que ha estado viendo en IG y finalmente obtener un aumento de salario por su eficacia y buen servicio. Mr. Arthur le diría: -¡Sabes mejor que yo lo que he estado necesitando! y entonces Paco estrechará su móvil, feliz, porque sabe que en eso consiste la Transformación Digital. Sólo por la alta capacidad de complacer las necesidades del cliente es que las empresas crean fidelidad.

 

Enfocarse en tareas que generan ganancias

Las plataformas y aplicaciones de nube de la actualidad permiten a los pequeños negocios reducir el costo y complejidad de sus inversiones de la Tecnología de la Información (TI), a la vez que impulsan el cumplimiento de normas y la seguridad con actualizaciones automáticas que les dan paz mental. Ya el conocimiento y manejo de data no pesa sobre el dueño o un empleado, sino sobre la Tecnología Digital. Ahora empresarios y capital humano pueden enfocarse en tareas que generan ganancias, en vez de perder tiempo en organizar, clasificar, determinar tendencias… ¡No más!

A través de la Tecnología Digital la compañía ahorra tiempo y recursos valiosos, mientras gana acceso instantáneo a datos más precisos, que le permiten capturar novedades para llevar a cabo análisis en tiempo presente. Además, puede informar sus decisiones en el punto de atención donde se encuentre, porque la distancia ya no es un problema. Y una de las cosas más importantes es el poder identificar problemas potenciales que pudieran impactar la productividad. Entonces se trata de ser el viejo mayordomo detrás de las pistas de Mr. Arthur o ser Paco, que utiliza la Tecnología Digital para estar al tanto de las preferencias de su cliente y estar ahí para ser él quien las satisfaga y no otro mayordomo, es decir, otra compañía más eficaz y productiva.  

 

La tecnología trabaja para usted y usted trabaja para sus clientes

Los datos que ofrece la Tecnología Digital son el arma secreta de los pequeños negocios para mantener el paso con la competencia y mantener a sus clientes. El empresario, grande o pequeño, debe entender cómo crecer y evolucionar desde la organización y utilización de los datos, que le ayuden a anticipar el siguiente gran paso a dar. Un empresario no puede someter sus finanzas a intuiciones o corazonadas. La Tecnología Digital es la clave para desbloquear información de valor a partir de los datos que los negocios ya tienen en la punta de sus dedos y eliminar conjeturas a la hora de  manejar una empresa.

Por ejemplo, Paco se valió del historial de compras de Mr. Arthur para saber qué quería y dónde obtenerlo; eso le permitió surtirlo de un producto en específico (el que Mr. Arthur estaba necesitando -NO OTRO-). Además, utilizó el tráfico web para escoger el momento justo en el que le llevaría el postre. No en la mañana ni en la noche, sino a media tarde, cuando el organismo empieza a saborear dulces a los que Mr. Arthur no puede negarse. Pero esas tentaciones, Paco sólo pudo saberlas por los datos que la Tecnología Digital le ofreció.

 

Entonces, ¡De esto se trata la Tecnología Digital! Revolucionar los horarios y lugares de trabajo, estar un paso por delante del cliente y otras empresas, enfocarse en tareas que generan ganancias económica y no pérdidas temporales y comprender que la tecnología trabaja para usted, siempre y cuando usted sepa acceder a los datos como fuentes de información valiosa para el éxito de su empresa. ¡Ser Paco o no serlo, he ahí el dilema!