El “mentor” es un individuo con amplia experiencia y con numerosos contactos en determinada área, que apoya, recomienda y guía a aquellos emprendedores que inician algún proyecto. Sin duda alguna, el “mentoring” es una de las actividades más enriquecedoras dentro de los ecosistemas empresariales y los espacios de coworking.
¿Cuáles son los objetivos del “mentoring”?

En primer lugar, acelerar los procesos del desarrollo de los emprendimientos. En segundo lugar, canalizar sus conocimientos profesionales para impulsar proyectos viables y finalmente, poner a disposición de los nuevos emprendedores tanto su conocimiento profesional como su experiencia.

Es indispensable que tanto el mentor como el emprendedor tenga claro que lo importante es el proyecto y su desarrollo. Por ello la confianza, la confidencialidad y la profesionalidad son valores que ambos deben mantener durante el proceso de mentoring.

Desde un primer momento el emprendedor debería dejar claro sus objetivos empresariales y a partir de ahí planificar junto al mentor una serie de sesiones durante las cuales desarrollar cada uno de los puntos y objetivos que ambos hayan acordado. Para ello será necesario revisar constantemente los obstáculos y las probabilidades de éxito del proyecto de negocio. El mentor debe trabajar junto al emprendedor para trazar un plan de acción donde establezcan las pautas necesarias para el desarrollo del proyecto.

El mentoring puede apoyar a los emprendedores a definir el producto y la misión de la empresa, estudiar el mercado, fijar objetivos a corto, mediano y largo plazo, crear un plan de acción estratégico y de marketing o probar su rentabilidad. El mentor es un individuo que se desarrolla al mismo tiempo que ayuda a otros a desarrollarse personal y laboralmente.