fbpx

El Ecommerce para el 2019 se está planteando dos objetivos esenciales: el aprovechamiento máximo de la tecnología y la multicanalidad, esto con el propósito de hacer de la experiencia del cliente un proceso impecable. El alza de las compras por internet ha ascendido de tal manera, que solo en España se generaron 8.900 millones de euros, durante el primer trimestre de 2018.

Mientras que en esta región, Chile no sólo es la único país de Latinoamérica, que está en la lista de los primeros diez países en desarrollo a nivel mundial, también la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo de La ONU, aseguró que Chile escaló cuatro puestos con respecto al año pasado y que el 15% de las empresas ya venden sus productos a través de internet.

Estos indicios se traducen en la necesidad de que las marcas preparen y potencien sus áreas digitales. Al respecto Cristian Tala, Fundador de Servicios Tecnológicos Pago Fácil, nos comenta, “Cada vez son más los que tendrán ecommerce, sin embargo la competencia estará en quién hará más llamativa o conocida su marca a través de la entrega de una mejor experiencia al usuario tanto en productos, como el servicio”, para eso contar con sitios web donde los usuarios puedan encontrar la mayor cantidad de información disponible y de calidad, que faciliten y agilicen la mayor parte del proceso de compra de manera online será muy útil y marcará la diferencia.

¿Cómo se revierte la inversión que esto supone? Según el experto en Marketing, David de Matías, “cuando los profesionales proporcionamos a los clientes información valiosa y consistente, los mismos nos devuelven su confianza en base a ingresos e incrementos de  lealtad hacia la marca”.

Sin lugar a dudas, el E-commerce es el método de compraventas que mayor ventajas ofrece a los empresarios y emprendedores, pero también el que plantea mayores desafíos, pues los riesgos son muchos. Someterse torpemente a la digitalización del negocio, no educar a los talentos que hacen vida en la empresa, tomar decisiones abruptas e incluso no sumarse al e-commerce podría llevar a cualquier empresa a la quiebra. Sin embargo, sobran medios, canales, herramientas, instituciones, emprendedores y empresarios dedicados al asesoramiento para la digitalización y optimización de procesos online. Basta con asumir el desafío para que el 2019 sea un año exitoso de la mano del E-commerce.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compartir con amigos