Los emprendimientos son el desarrollo de grandes ideas en momentos cruciales. Muchas veces vivimos momentos definitorios en nuestras vidas, que nos permiten dar grandes pasos y alcanzar cambios inimaginados. Desde la pérdida de un familiar, la ruptura de una amistad e incluso la separación con la pareja pueden ser motivos claves para generar buenas ideas y emprender grandes negocios.

Hay quienes luego de años de relación, al separarse es cuando más se esfuerzan por verse cada día más hermosos y exitosos e incluso se atreven a comienzar nuevas relaciones tanto amistosas como amorosas. Entonces por qué no pensar también en los propios talentos, desarrollar un emprendimiento y marcar la pauta.

Así nos lo cuenta Gabriela Cano Rubio, cuando supo de Lilian Camara. Una yucateca que luego de una desilusión amorosa, decidió emprender un negocio como planner de bodas para que las parejas que pasaran por sus manos, pudieran tener una experiencia única. Lilian se propuso echar a un lado toda experiencia negativa y crear escenarios fascinantes para sus clientes, donde ellos pudieran vivir su mejor noche de bodas.

Aunque en México existen infinidad de servicios de wedding planners, de pronto había un nicho por llenar, y Lillian Camara, ante la ausencia de un profesional comprometido con el desarrollo de eventos especiales y muy exclusivos, desarrolló la idea de llevar a cabo uno de los momentos más románticos en la vida de una pareja en un Parque Ecoarqueológico llamado Ik kil que significa “el lugar de los vientos”, el cual tiene un hermoso cenote reconocido a nivel mundial y en otras ocasiones, en escenarios que le sugieren a ella. Ella decidió combinar un poco el área administrativa de la cual estaba encargada y se decantó por iniciar un equipo especializado en eventos para invitar a las parejas a vivir no solamente experiencias, sino también emociones.

Si bien la parte administrativa en la que ella estaba inmersa, es totalmente independiente al de hacer surgir emociones y sentimientos, su espíritu creativo junto con su imaginación, la han llevado a organizar entrega de anillos, reconciliaciones de parejas, aniversarios, pedida de mano, entre otros, sin importar el presupuesto que se tenga para invertir… se podría decir que es una maga que organiza con lo que tiene a su alcance.

La imaginación, el ingenio, la creatividad y la canalización de las propias emociones, sentimientos e ideas pueden llevar a cualquiera de nosotros a crear emprendimientos únicos y exitosos. Ahora tienes una nueva razón para remediar tu crisis y reinvertirla.