fbpx

Cuando se tiene un producto bien posicionado en el país donde se está radicado, suele ser común pensar en expandirlo a otras latitudes. Si pensáramos en un sitio web como una marca, lo mismo sucede. Esto es muy natural entendiendo la naturaleza dinámica de la era virtual en la que estamos, además es una estrategia recomendable si lo que deseamos es ampliar el alcance del producto en el que se está trabajando.

Sin embargo, para llevarlo a cabo debemos tomar varias previsiones. Lo primero es establecer los dominios del sitio web dentro de cada uno de los países en los cuales se quiere emprender. Esto ayudará a introducir el nombre de la marca en el país que escojamos sin renunciar al keyword o palabra clave con el cual se nos identifica, por ejemplo: launchcoworking Chile, launchcoworking Argentina, entre otros.

El siguiente paso es contar con el alojamiento web en el país o países  donde se quiera posicionar la página, es decir, se debe contactar a las compañías que tienen a su cargo los servidores que hospedan páginas web en dicho país.  

Una vez que se tenga el dominio y el alojamiento es importante tener claro que no en todos los países el buscador dominante es Google, en consecuencia es indispensable saber cuáles son los buscadores más fuertes en los lugares donde se quiere posicionar el sitio web. Una vez que esté clara esta información, resulta preciso indicarle a su buscador (en caso de ser Google, hacerlo a través de Google Search Console), cuál es el país en el cual se quiere posicionar el sitio web y con esto ir adaptando el contenido al lugar que se haya escogido.

La adaptación dentro de cada país es tan fundamental como cuando alguien viaja y necesita conocer los lugares a donde puede ir a comer, comprar y visitar; por ejemplo es totalmente absurdo buscar un sitio de Venezuela en Chile. Lo mismo ocurre con la adaptación del contenido de su página web, el cual debe responder a los intereses y corresponder al contexto de los usuarios y clientes que se aspiran en el otro país.  Así lo indica Álvaro Mariscal, quien sugiere empezar con datos básicos como números de teléfonos e indicadores de localización para que google o los buscadores puedan indexar el nombre de su marca en dicho país.

En este sentido, al momento de modificar el contenido de la página web es importantísimo no traducir, sino adaptarlo a través de la interpretación y contextualización de la idiosincrasia de sus habitantes. Sin duda alguna, lo más recomendable es establecer alianzas con personas nativas en cada uno de los países donde se quiere posicionar el sitio web, quienes ayudarán a considerar las palabras clave que apoyarán la marca, la forma de navegar e incluso la concordancia entre éstas y las etiquetas más comunes en la web de cada país.

Finalmente, una vez que ya se cuenta con el dominio, el alojamiento, se tiene claro el buscador más utilizado en el país donde se quiere insertar el sitio web y además, el contenido ha sido adaptado a la idiosincrasia del lugar donde se está emprendiendo, empieza la estrategia de posicionamiento en conjunto con las redes sociales más utilizadas en dicho lugar. Esto será de mucha ayuda si se aprovechan como parte de las estrategias para reforzar el posicionamiento del sitio web.

No olvidar: 1. Dominio, 2. Alojamiento, 3. Buscadores principales, 4. Adaptación del contenido, 5. Apoyo en redes sociales.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compartir con amigos