La formación dentro de las empresas debería ser una obligación, pero también un derecho. Las personas siempre deseamos ser mejores, aprender más, dar lo mejor de nosotros mismos y para lograrlo la educación sigue siendo una de las mejores vías. Tener un empleo o un cargo fijo no supone dejar en el olvido nuestros estudios ni las alternativas para aumentar nuestros niveles de profesionalización. Entonces, ¿cómo lograr que nuestros jefes lo entiendan o que la empresa dentro de la cual nos desempeñamos nos apoye?

 

  • Saber qué queremos y escribirlo. La escritura nos permite ser más conscientes de nuestro entorno y de nosotros mismos.
  • Asumir el compromiso y la responsabilidad de lo que queremos y necesitamos. Estudiar no significa que somos inferiores, significa que queremos ser mejores.
  • Todo estudio es una inversión de tiempo y recursos. Antes de iniciar cualquier curso debemos tener claro en qué nos convertiremos al terminar. Hasta este punto debería tener escrito qué quiere, para qué lo quiere y cómo se imagina al conseguirlo.

 

  1. Ahora que tiene claro lo que quiere para usted, reflexione y luego escriba de qué manera beneficiará su aprendizaje a la empresa dentro de la cual labora. Para que su jefe comprenda el sentido de sus estudios debe ser capaz de explicarle la relación de los intereses propios con los de la empresa.
  2. Solicite una reunión y prepárese para explicar cada uno de los items anteriores. Procure hacer énfasis en la relación entre el desarrollo personal y el de la empresa.

Dedicar el tiempo a formar una solicitud lógica y cuidadosa puede resultar gratificante en sí mismo porque aporta claridad sobre lo que realmente necesita. Y estará contribuyendo, tal vez incluso catalizando, a una cultura corporativa que ayuda a las personas a aprender y crecer de maneras más allá de lo que tradicionalmente se hace. Si la empresa no contempla la formación de sus empleados dentro de sus principios, no desista, usted podría ser el iniciador de una transformación interna dentro del lugar donde trabaja.