fbpx

Todo el ámbito empresarial, desde compañías grandes y establecidas en el mercado como las PYMES están en la urgente necesidad de asistir a la digitalización interna de sus procesos y modos de trabajar. Incluyendo la mentalidad y cultura de jefes y empleados. Lo primero que debemos saber es que conocer (esta es una palabra fundamental en la transformación)  las tecnologías puede ayudar a que su pyme crezca a mayor ritmo y con ello reducir costos, gasto energético y tiempo. Sin duda alguna, la digitalización ayudará a la compañía a consignar productos y servicios más atractivos para los clientes, lo que le asegurará un aumento en sus ventas e ingresos.

Sin embargo, existen elementos indispensables que debemos tomar en cuenta al momento de afrontar esta transformación. Por ejemplo, será necesario realizar un verdadero plan estratégico sobre las innovaciones que se quieren adoptar y por ende cuál es la tecnología previa que la empresa debe adquirir para que soporte sin complicaciones la digitalización. También es importante tener en cuenta que todo cambio implica riesgos y por ende es indispensable pensar en los posibles impactos que  puede suponer la digitalización en otras áreas del negocio, pero no para detenerse o asustarse, sino para incluirlos dentro de la estrategia.

La digitalización es la principal razón de fracaso del 50% de las compañías por no saber adaptarse al mundo digital. No hacerlo o hacerlo mal puede ser un suicidio profesional y empresarial en numerosos casos. Las organizaciones deben ser conscientes de los riesgos, pero deben afrontar este proceso en positivo.

Ahora bien, ¿existen tips o claves para lograr una digitalización exitosa? ¡Claro que sí!

  • Lo primero es tener en cuenta que la digitalización no es sólo cuestión de tecnología,  la transformación recae tanto en las personas como en el modelo de negocio.
  • También es vital entender que se trata de un proceso de evolución de la cultura organizativa, donde está involucrada toda la organización
  • Aunque sin duda alguna el CEO y el CDO (junto a recursos humanos) juegan roles clave
  • La esponsorización de la alta dirección es vital.
  • La compañía debe estar dispuesta a transformar puestos tradicionales para adaptarlos al nuevo entorno tanto como crear nuevos cargos relacionados con big data, redes sociales, ecommerce, robótica e inteligencia artificial.
  • Todo proceso de cambio requiere de la combinación entre dosis de reto y apoyo a los empleados para que se sientan motivados e involucrados con la transformación
  • Esto puede ser un lugar común, pero hace falta fomentar la necesidad de moverse de la zona de confort. Es necesario que los equipos de trabajo se contagien de una actitud positiva y abierta a lo nuevo.
  • Involucrar managers y empleados es clave para asegurar comprensión, apoyo y adherencia a largo plazo de la organización con el cambio
  • Hacer que el equipo de trabajo sea capaz de detectar oportunidades de negocio más rápido que sus competidores
  • Generar la sensación de compromiso entre empleados y clientes
  • Ser cada vez más atractivos para el talento digital, esto implica implementar cambios en la tradicional propuesta de valor del empleado.
  • Estar abiertos a las nuevas formas de colaboración profesional con los Millenials
  • Lo cual conducirá a tener mayor agilidad e innovación al momento de tomar decisiones, capacidades para aprender y adaptarse
  • Implantar una estrategia multicanal, que aborde la mentalidad digital en la gestión de los procesos clave, clientes y equipos.
  • Tener mayor transparencia sobre asuntos clave como la estrategia, productos/servicios, estilos de gestión, políticas de RSC o de gestión de personas.

Finalmente, el éxito en la digitalización solo se logrará involucrando a directores, talento humano y clientes. Entender que la digitalización no depende solo de la adquisición de tecnologías y equipos último modelo, supone estar dispuestos a “modificar” la propia mentalidad y cultura laboral para alcanzar una visión compartida en toda la compañía. La transformación digital empieza por la mente.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compartir con amigos